Sin título 3

El deseo de rendirse y echarse a morir no cesará

En cada borde y en cada nudo, una salida, una ventana

¿Una hojilla que con su caricia abre mis venas?

¿El beso de una bala que con su presión vuela mis sesos?

Tentador, pero no.

No moriré, no puedo descartarlo todo así

La cobardía y la huida es la respuesta más sencilla, cuando el sol no sale

Sal sol, por favor ¿no ves que me congelo?

Pensándolo mejor, prefiero que no salgas

Ya me adapté al frío del desierto

Y cuando sienta que los dedos se me caerán por la hipotermia de tu indiferencia

Prenderé una fogata con los restos de mi corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s